La Romantica

Entérate

Grandeza de la naturaleza. Algunas curiosidades del reino animal.

Sin duda alguna, los animales aparte de fungir como un elemento fundamental para el desarrollo de la naturaleza, y consecuentemente del ser humano. Los animales son aspecto elemental del ecosistema que hacen sustentable la vida en la tierra.

Existen cientos y cientos de especies, con diferentes características que los hace diferenciarse de otros. Aquí te presentamos algunas características curiosas del reino animal.

Las hormigas no duermen

Las hormigas son insectos curiosos. Hacen guerras, pueden capturar a esclavos, siempre viven en comunidad y se organizan de una forma pasmosa para conseguir su comida y construir sus hogares. Sin duda, son imparables. Toda esta actividad quizá se explica porque son seres incapaces de dormir ni un solo segundo.

Los elefantes pueden comunicarse sin que el ser humano pueda saberlo

Según varios descubrimientos científicos relativamente recientes, los elefantes son capaces de producir unos ruidos infrasónicos para comunicarse con otros de su especie. Estos sonidos resultan imperceptibles para el oído humano. Algo similar ocurre con los lobos. El jefe de una manada puede llamar a otros lobos que estén situados a más de 20 kilómetros y hacerse oír.

Los caballitos de mar machos son los que tienen a las crías

También llamados hipocampos, esta especie cuenta con la particularidad de que son los machos quienes traen las crías al mundo. Es la hembra quien deposita los huevos en una bolsa en el interior del macho, así, él genera una especie de placenta y después alimenta a sus hijos.

El león es un animal muy activo sexualmente

Es el animal que tiene la mayor actividad sexual del mundo, nunca se cansa. Puede copular unas cien veces al día, y, a veces, lo hace con la misma hembra.

Un ave que ingiere veneno para conseguir pareja

Se trata de una especie avícula, la avutarda, que consume a propósito un compuesto tan tóxico que muchos animales morirían al instante al ingerir una pequeña cantidad. Aunque no es venenoso para las avutardas, sino que lo usan para eliminar sus parásitos y para verse más fuertes ante las hembras, por lo que se hacen más atractivos para ellas.

Las abejas, organizadas y útiles

Las sociedades de abejas están ordenadas jerárquicamente y cada una cumple su misión, dependiendo de su edad. A más longeva sea la abeja, más responsabilidad tendrá dentro de su colmena. Por eso, las más jóvenes limpian las celdas de la colmena, al sobrepasar las dos semanas transportan los alimentos, con 5 días más se convierten en las “agentes de seguridad” de las colmenas, hasta llegar a las más mayores, que son quienes polinizan las plantas, entre otras misiones. Una abeja reina puede vivir hasta cinco años. Las comunidades son grandísimas, pueden contar hasta con 80.000 miembros.

El koala y su pasión por dormir

Aunque sea la marmota quien se lleva la fama, si atendemos al dicho, los koalas, ese animal procedente de Australia tan exótico, puede llegar a dormir cerca de 22 horas diarias. También algunos leones, macho duermen más o menos lo mismo.

Los mosquitos tienen 47 dientes

Nos llama la atención que un animal de semejante tamaño minúsculo, pueda albergar en su boca hasta 41 dientes, aunque no son iguales que las piezas bucales que tiene el ser humano, más bien sería correcto llamarlos “dentículos”. Estos dentículos son usados por el mosquito para hacer un agujero en la piel y proceder, después, a succionar la sangre.

Los toros son daltónicos

Este animal archiconocido por todos es daltónico: no puede diferenciar los colores como nosotros. En realidad, son muchos los animales que ven tonos diferentes a los que ve el ser humano. Hay una especie de erizo que sólo ve en color amarillo.

El caracol pasa un tercio de su vida durmiendo

Existe una especie de caracol que puede llegar a dormir hasta tres años, y después despertarse y seguir su vida. Este es otro de los ejemplos de animales “perezosos” por naturaleza. En general, encontraremos a caracoles más “activos” y “despiertos” en zonas húmedas, porque a estos seres hermafroditas necesitan de la humedad para vivir. En cambio, en áreas cálidas, pasarán más tiempo dentro de su concha.

El cocodrilo: un reptil sin igual

Es un animal con una piel durísima, que puede vivir más de un siglo y sobrevivir comiendo sólo una vez al año. Aunque son animales que respiran, pueden estar sumergidos en el agua al menos dos horas. Además, a ellos les debemos la expresión “tener lágrimas de cocodrilo”, que usamos cuando queremos decir que alguien llora mucho, pero sin sentimiento. Esto es así porque este reptil expele lágrimas continuamente por una razón puramente orgánica: necesitan humedecer sus ojos.

Redacción por: Aram Méndez

Te recomendamos:

¡Se le pasaron las copas! Hombre recibe su premio estando ebrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *