La Romantica

Entérate

Cómo hacer un spa para pies en casa

Con la llegada del calor o de los viajes de vacaciones, también llega el momento de usar sandalias. Por eso, te enseñamos a hacer un spa para pies en casa para que te relajes y, al mismo tiempo, renueves tus extremidades.

Hay pocas sensaciones que resultan tan relajantes como meter los pies en agua tibia, en el mar o recibir un buen masaje en ellos. Asimismo, una de las sensaciones más desagradables es tener una uña del pie encarnada. Además, los callos y las pieles ásperas pueden resultar molestas e incluso dolorosas.

Por estas razones, es conveniente que establezcas rutinas para el cuidado de tus pies. Por un lado, te servirán para descansar y relajarte, y por el otro te ayudarán a cuidar la salud.

Importancia del cuidado de los pies.

Los pies soportan el peso del cuerpo. Son estructuras fuertes y resistentes. ¿Sabías que tienen 26 huesos, 32 articulaciones, 19 músculos y más de 100 ligamentos y tendones? Así lo aclara una publicación de la revista Offarm titulada Cuidado de los pies. Higiene y tratamiento de los problemas más comunes.

Al soportar todo el peso del cuerpo, estar sometidos al olvido y padecer el calzado poco adecuado debido a las modas, los pies pueden presentar muchas afecciones y daños. De hecho, somos poco conscientes de su valor. Por ello es de suma importancia cuidarlos y dedicarles tiempo.

 

Pasos para tener un spa en casa.

No siempre es posible ir a donde un esteticista profesional a hacer una pedicura, ya sea por tiempo o por dinero. No obstante, este no es un requisito indispensable para tener unos pies cuidados y bellos. De hecho, en casa es perfectamente posible lograrlo.

Y como en todo spa, el que hagamos en casa debe tener varias estaciones o momentos de cuidado y relajación. A continuación te señalamos algunas indispensables. 

1- Baña los pies.

Esta es la mejor parte del proceso. Llena un recipiente  con agua tibia en el que puedas sumergir los pies. Basta con que uses un balde que sea grande como para que puedas meter ambas extremidades.

Puedes agregar un poco de aceite esencial de algún olor que te resulte relajante. Asimismo, unas sales de baño resultarán ideales para desinflamar y aportar buen aroma al agua.

2- Realiza la pedicura

Esta parte del proceso es la más necesaria, pero no siempre la más placentera. Sin embargo, después de haber eliminado aquellas asperezas que sobraban y tener los pies suaves, los sentirás mejor.

En este punto es preciso que bajes la cutícula, limpies las uñas por dentro y las limes. Asimismo, es el momento de lijar los callos y las zonas en las que se ha endurecido la piel.

3- Haz una exfoliación

Aquí vuelve una de las partes más relajantes de todo el proceso del spa para pies en casa. Tienes varias opciones.

En primer lugar, puedes usar alguna crema exfoliante especializada para pies. No obstante, si prefieres hacer tu propio exfoliante, no tendrás ningún problema.

Puedes hacer uno con azúcar y aceite de almendras o crema corporal. Asimismo, podrás elaborar uno muy efectivo con aceite de oliva y sal.

4-Masaje

Procura rotar los tobillos y masajear la planta del pie. Para que el masaje sea más placentero y se hidrate la epidermis al mismo tiempo, usa algún aceite de almendras.

 Fuente: MejorconSalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *